Miguel Torres S A, es una empresa dedicada a la producción y comercialización de vinos y brandis.

El proceso de elaboración de los vinos consta de varias etapas: la vendimia, el transporte , la separación de la rapa, el prensado, la fermentación, la clarificación, la filtración, la estabilización, la crianza en barricas, el embotellamiento, el envejecimiento, el almacenamiento y la distribución.

Antes de realizar el proceso de prensado hay que separar la rapa, dejando la uva libre de granos, a través de un proceso de separación mecánica . Una vez separado el orujo de uva (residuo triturado, seco, de color oscuro y aspecto leñoso) se almacena quedando disponible para el transporte. Este residuo tiene una composición principalmente basada en hidrógeno, nitrógeno y carbono como componente mayoritario. Las principal características de este residuo es su elevado poder calorífico, hecho que lo hace interesante para la valorización energética .

Por este motivo Torres S.A inició el contacto con Pachs S.A, una empresa geográficamente cercana  dedicada a la fabricación de cal, donde la rapa de uva  se podia emplear como sustituto parcial del combustible fósil (coque) utilizado en el proceso.

Las principales ventajas que ofrece el hecho de utilizar el orujo de uva como sustituto parcial del combustible fósil son las siguientes:

  • Combustible más económico que los tradicionales.
  • Reducción de emisiones de C02 y SO2
  • Mejora de rendimiento en la combustión del cuezo
  • Reducción de la generación de cenizas

Cabe destacar que el atractivo de este combustible alternativo supuso que la empresa Torres SA valorara utilizarlo en sus propias instalaciones y  finalmente instalara una caldera de biomasa para aportar calor y frío a sus procesos de producción. De esta amnera se pasó de una valorización externa como subproducto en el marco normativo catalán a una valorización interna.

Para más información sobre este caso práctico pueden consultar la siguiente presentación.