mat

quimico (23)
plástico y caucho (21)
papel y carton (1)
Metal (4)
orgánicos animales y vegetales (4)
madera y biomasa (3)
inorgánicos y vidrio (3)
textil y piel (5)
otros (2)

+



EXCEDENTES ALIMENTARIOS

La Fundación Banco de los Alimentos de Barcelona es una entidad que se caracteriza por recibir donaciones de alimentos y clasificarlas en lotes preparados para cada una de las entidades receptoras que atienden a los beneficiarios finales. Su función principal es la de recuperar todos aquellos alimentos que no son comercializables, pero sí consumibles, y distribuirlos entre las personas que los necesitan. Por lo tanto, esta actividad se realiza de forma gratuita aplicando una garantía alimentaria y una seguridad de distribución justa mediante proveedores que son entidades benéficas reconocidas, aportando transparencia durante su distribución, así como contribuyendo a la sostenibilidad y la prevención de residuos. La participación de empresas para llevar a cabo esta función solidaria permite consolidar el valor social del producto y la empresa, permite controlar la trazabilidad de los invendidos y evitar la generación de 4,5 toneladas de CO2 por cada tonelada de alimento destruido. La actividad le representa también ventajas económicas y administrativas:

  • Deducciones fiscales del 35% del valor de los alimentos aportados sobre el impuesto de beneficios.
  • Evitar los elevados costes para la destrucción de alimentos.

En la actualidad existe una red que no limita la autonomía de cada banco en su área local. A nivel mundial existe la Red Global de Bancos de Alimentos, que reúne a todos los Bancos de Alimentos ubicados en diferentes continentes. A nivel europeo, en 1986 se creó la FEBA (Federación Europea de Bancos de alimentos) impulsada por Francia y Bélgica, que agrupa 265 bancos en 21 países, recaudando 411 millones kilos de alimentos para atender a 5.900.000 personas en el 2014. En el estado Español hay bancos de alimentos en todas las provincias, desde 1996 se impulsó la creación de la FESBAL (Federación Española de bancos de alimentos) que es la encargada de coordinar y facilitar las relaciones con los organismos de la Administración central e internacional, así como con otras entidades no lucrativas y empresas. Según los datos recogidos en 2014, la FESBAL representa 55 bancos distribuidos por el territorio recaudando 146.000.000 kilos de alimentos para atender a 1.681.775 personas.

Respecto a Cataluña se presentan cuatro centros (Barcelona, ​​Girona, Lleida y Reus) que, según datos de 2014, reciben cerca de 3.000 toneladas de alimentos al año procedentes de la industria alimentaria con una fecha de caducidad no vencida. Los alimentos que se recaudan pueden atender a 253.000 personas y los productos pueden ser secos, refrigerados o congelados, productos estacionales o excedentes fuera de temporada que hayan sufrido múltiples problemas de impagados, de excedentes en la cadena de producción, problemas de logística o comercio y que deben ser gestionados como residuos. Para evitar su disposición en vertederos o plantas incineradoras, una de las soluciones es gestionar este residuo por la vía del subproducto, tal y como hizo la la empresa Starlux, SA (actualmente UNILEVER) quien fue pionera de esta actividad. Cabe destacar que esta multinacional en los inicios del s. XXI desarrolló una estrategia comercial sostenible, consiguiendo una reducción de la cantidad total de residuos en un 97% en peso de la producción desde 2008. También consiguió una eliminación del 99% del uso del PVC, aplicando un reciclaje y una reducción del uso de los envases y del papel.

Los alimentos residuales gestionados por la vía de subproductos del marco normativo catalán están incluidos en los códigos CER: 0202, 0203, 0205, 0205 y 0207 dentro del epígrafe donde se mencionan como residuos de la agricultura, horticultura, acuicultura, silvicultura, caza y pesca y de la preparación y elaboración de alimentos.