mat

quimico (4)
plástico y caucho (11)
papel y carton (2)
Metal (2)
orgánicos animales y vegetales (1)
madera y biomasa (3)
inorgánicos y vidrio (2)
textil y piel (3)
otros (2)

+



Materias primas críticas para la economía Europea. ¿Pueden los RAEE suponer una fuente secundaria de suministro?

La iniciativa de una Europa que utilice eficazmente los recursos se encuentra en la Estrategia Europa 2020 (A resource-efficient Europe - Flagship initiative under the Europe 2020 Strategy). Una de las sinergias en la estrategia de los recursos es aumentar las tasas de reciclaje que hará reducir la presión sobre la demanda de materias primas, y además ayudará a reutilizar los materiales valiosos que de otra manera se perderían, al tiempo que se reduce el consumo de energía así como las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la extracción y el procesamiento de estas materias primas.

Las materias primas son fundamentales para la economía de Europa y esenciales para mantener nuestra calidad de vida. Las  materias primas críticas son aquellas que tienen una alta importancia económica para la Unión Europea (UE) y al mismo tiempo existe un alto riesgo en su suministro, debido a que un alto porcentaje son importadas de países de fuera de la UE. En la comunicación de 2011 (COM (2011) 25 final), la Comisión Europea (CE) dio una lista de 14 materias primas criticas fundamentales y se comprometió a realizar una revisión periódica de la lista por lo menos cada 3 años. En la revisión de la lista de materias primas críticas para la UE (en borrador a junio de 2014) la lista se ha ampliado a 20, ha salido el tántalo, se han añadido 6 nuevos materiales y el de tierras raras ha dividido en 2 (ligeras y pesadas).

En este marco ganan importancia las fuentes secundarias de estos materiales, es decir, la recuperación de los materiales valiosos a partir de residuos. Muchos de estos materiales se encuentran los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), como se puede ver en este informe los perfiles de materias primas críticas para la UE. Pero extraer estos materiales valiosos de los RAEE es costoso, se necesitan tecnologías de separación mecánicas y químicas, y además hay que aumentar los ratios de recogida de RAEE para que lleguen a las plantas de tratamiento.

En la Directiva sobre RAEEs, Directiva 2012/19/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de julio de 2012, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), se indican los objetivos en ratios de recogida y de valorización. A nivel estatal esta Directiva aún debe transponer en forma de real decreto que sustituya al anterior (Real Decreto 208/2005, de 25 de febrero, sobre aparatos eléctricos y electrónicos y la gestión de sus residuos).

El índice de recogida, según la nueva Directiva, deberá ser a partir de 2016 del 45% y a partir del 2019 del 65%, y los objetivos mínimos de valorización son de entre un 55 y un 85% dependiendo de la categoría del RAEE (indicados en el anexo V de la Directiva). Si el índice actual de recogida aproximadamente es un 18% en Cataluña, alcanzar los nuevos objetivos supondrá incrementar en los próximos 5 años más de un 200% el volumen actual. ¿Puede suponer este incremento una oportunidad de negocio para las actividades de valorización de RAEEs? Y por otro lado, teniendo en cuenta las dificultades y coste de la recuperación de materiales críticos de las fracciones de RAEEs, ¿este volumen será suficiente para hacer viables plantas en Cataluña que recuperen estos materiales? Estas cuestiones son las que trataremos en la Formación y en próximos posts.